TING
 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)





HEXAGRAMA Nº 63. CHI CHI / DESPUÉS DE LA CONSUMACIÓN


                        Ya, todo lo que se podía estirar “La Paz”, se ha estirado (maximizado –que se diría hoy);  ahora conviene advertir que sólo ha lugar a los detalles, y prevenir de antemano   –es importante- y atentamente sobre la decadencia, mala dama donde las haya, que sin invitación previa, importuna y agusanada se presente entre el relax dejado de la inercia.
                        Persevera y reflexiona –la vista atenta y el ánimo pronto- sobre el agua que hierve encima de la candela.



 LAS DIFERENTES LÍNEAS

 LÍNEA Nº 1
                        Percibe claramente en el último instante y pisa a fondo –“El frena sus ruedas”, deteniendo en el límite: rasconazo. “Llega a tocar el agua con la cola. No hay tacha.” Salvado por el momento.

LÍNEA Nº 2
                        No corras desconcertado en vano esfuerzo por inadvertencia de la propia centralidad y rectitud, en virtud de la cual, aquello que hoy se aleja como posibilidad, en cumplimiento del ciclo vuelve como hecho.

LÍNEA Nº 3
                        Larga, franca y denodada lucha, hasta la victoria. Aunque ello resulte agotador. Es preciso. El noble se guarda de emplear otros recursos que los que le corresponden, no admitiendo al hombre vulgar entre sus filas.
                        “Al cabo de tres años vence.”

LÍNEA Nº 4
                        Fragua en el agua.
                        Entre el fuego y el agua, entre el hierro y la herrumbre.
                        Oro en orín y seda y grosura en basura.
                        ¡Qué haría yo, con todo el oro y la seda del mundo, y sin ti, que no fuera llorar tu ausencia!
                        “Sobrados motivos para escrúpulos, reflexión y cautela.”
  
LÍNEA Nº 5
                        Ofrenda mejor, apurada sincera y en su tiempo,
                                               que grande, vana e inoportuna.
                        “El vecino del Este que degüella a un buey, no obtiene tanta dicha real como el vecino del Oeste con su pequeña ofrenda.”

LÍNEA Nº 6
                    Ahora bien, cuando los hubieron sacado fuera, se le dijo: “¡Ponte a salvo por tu vida, no mires atrás ni te pares en toda la cuenca;…” *
                        -`El agua llega a cubrirle la cabeza. Peligro.´-
…Ahora bien, la mujer de Lot miró hacia atrás y se trocó en columna de sal.” **


*   **
Gen 19, 17 y 26, respectivamente.


No hay comentarios: