TING


 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)



HEXAGRAMA, Nº 40. HSIEH/LA LIBERACIÓN


                        Tensión, enérgica distensión en certero movimiento atravesante economía natural: grueso principal -¡crac!- del blanco disolviendo negras nubes mansa lluvia clara que aclara el trueno reverberante sube, se alza al cielo –suspiro aliviado- en por la vía liberada perdiéndose grande con el olvido del mal menor en la normalidad de la atmósfera azul. El ambiente. Recuperado. Restaurado.
                        …¡Qué si todavía quedase algo por hacer hágase y regrésese ya!


 LAS DIFERENTES LÍNEAS 

LÍNEA Nº 1
                        Acaba de pasar la tormenta; ahora lo que procede es revisar la situación y sin dejarse arrebatar, aprovechar la calma para reponerse  tranquilamente.

LÍNEA Nº 2
                        Central, recto y dorado, abate los zorros del campo en ofrenda a su señor.
                        “La perseverancia trae ventura.”

LÍNEA Nº 3
                        Va cargado y alardea.
                        ¡Iluso, baja del coche y calla!, La vana pompa de tu marcha es ruina cercada por bandidos. En tu llamado, tu lamento.
                        “Yo, amigo, no estoy en estado de poder salir en coche a la calle, porque tengo muchos acreedores, que harán reparo de mi si me ven con zapatos nuevos; si Dios trae con bien la flota, podré pensar en la restitución del coche; ahora sólo en comer” *.
* Cita extraída de texto epistolar perteneciente a Don Antonio de Solís y Rivandeneyra, historiador y cronista de Indias.

LÍNEA Nº 4
                        Lastrado en posición indebida. Sólo cuando te hayas despojado del mal, se allegará ayuda confiable.
                        “Libérate del dedo gordo de tu pie.”
  
LÍNEA Nº 5
                        Rompa dentro. Antes. Ahora.
                        Mírese. Búsquelo… dentro, sí.
                        ¡Ahí! (¿?)… Ese es el sustentáculo.
                        Ahí abreva, rómpalo. No más el vulgar.
                        Sea un hombre libre.
                        “El noble se libera. Ventura.”

LÍNEA Nº 6
                        El punto neurálgico del enemigo aparece justamente  centrado en el retículo del visor de su arma: dispare. Es la cabeza, el obstáculo, el cierre de la liberación. “Lo abate. Todo es propicio.”
                       




TING


 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)




HEXAGRAMA Nº 39. CHIEN / EL IMPEDIMENTO

           

                        Ver el peligro delante de sí y detenerse es sabiduría. Es propicio ver al gran hombre. En semejante situación el noble vuelto hacia sí escruta y perfecciona su carácter. La perseverancia aporta ventura.
                        ¡Grande es en verdad el efecto del tiempo de la dificultad!

 LAS DIFERENTES LÍNEAS 

LÍNEA Nº 1
                        Si no va, sino que viene, trueca peligrosos impedimentos por el elogio de la sensatez.

LÍNEA Nº 2
                        Sobre el servidor del rey.
                        La causa es noble, el cauce intachable y el deber ineludible; y sin embargo ¿dificultad tras dificultad y peligros?... Sí. Bástele saber que es sin culpa. Concentre todos los recursos y cumpla con su deber. “¡Qué la fidelidad y la devoción sean estimulados!”, sentencia el maestro Yüan-Kuang, al respecto.

LÍNEA Nº 3
                        Destacado en avanzada, respecto de los suyos, se detiene al reconocer que, objetivamente, ellos no resistirían su ausencia; entonces él regresa con alegría para los de dentro.

LÍNEA Nº 4
                        Si desde esta posición, confiado en la ilusión de las propias fuerzas pretendiera avanzar, el mal y el extravío sería su resultado. El noble regresa y encuentra apoyo en su posición central.

LÍNEA Nº 5
                        Rodeado de impedimentos acuden en su ayuda amigos de igual naturaleza que se sienten regidos por su recta centralidad.
  
LÍNEA Nº 6
                        Informe provisorio sobre vías con acceso abierto al tráfico: “Ir, no. Venir, sí.”
                        (Exterior impracticable por obstrucciones. Interior despejado a la ventura).
                        “Es propicio ver al gran hombre.”





TING


 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)








HEXAGRAMA Nº 38. K'UEI / EL ANTAGONISMO

                          Complejo, sutil, puntualmente irritante, pero no necesariamente estéril; la situación compete a la delimitación del perfil de expectativas posibles   entre dos  hermanas que, en ausencia de principio de autoridad entre ellas,  conviven bajo un mismo techo y tienen sin embargo sellado compromiso  con a varones de  orientación  divergentes…  El  fino deslinde  y la utilidad posible del rayo reflejo sobre la superficie del lago, acaban componiendo el surrealista cuadro de género antagónico.       

 LAS DIFERENTES LÍNEAS
   
LÍNEA Nº 1
                        Tres cosas claras para la desaparición del arrepentimiento:
                        1/ Es, sin su culpa.
                        2/ Lo ido volverá por sí mismo, como el caballo propio, sin que precise su intervención
                        3/ Evite errores declinando falaces ayudas oportunistas.

LÍNEA Nº 2
                        Aunque antagónico en la plaza, en virtud de la concordancia básica de su orientación, logra encontrarle en una calle lateral. Sin defecto.
                        “Cuando uno se encuentra con su amo en un estrecho callejón, no ha errado su camino.”

LÍNEA Nº 3
                        “Uno ve el carro arrastrado hacia atrás, los bueyes detenidos, cortados al hombre el pelo y la nariz.”
                        Cierto, accedemos al lugar común, pero lo hacemos patinando sobre el pasado  y tropezando de mala manera… Pero aún puede arreglarse y merece la pena el esfuerzo por lograrlo.

LÍNEA Nº 4
                        Aislado en la soledad del peligro que consume, por los extremos en que se combaten las fuerzas antagónicas, el sorprendente encuentro con el leal amigo del lago llameante es un refrescante logro para su voluntad, que no implica defecto alguno.
  
LÍNEA Nº 5
                        Posición de responsabilidad central, interiormente quebrada, con riesgo de separación estructural.
                        El fuerte y leal compañero, ya se arrojó en procura de ayuda, abriéndose paso a mordiscos por entre la envoltura que los separa,
                        ¿No ha de salirse al encuentro de tal portador de ventura?

LÍNEA Nº 6
                        En apartado lugar de aislado dolimiento, cuando del bosque y entre la espesa caliginosidad del pantano, a lo lejos, la inquietud de una sombra, un bulto cubierto que se mueve… un trote que avanza: ruido como de armas, hombres de guerra o bandidos. No veo claro. ¡Alarma! El corazón por la boca. ¡El arco, el arco!, ¡la aguda flecha! La nariz fría y aguzada, la rodilla en tierra. A cubierto. El arco tenso y el corazón y el brazo, acero decidido. Cejijunta la flecha al centro de la mitad de arriba de la horrible cosa en movimiento.
                        Llueve, ahora llueve, sobre el pelo y la frente. El agua me moja las mejillas, los labios y las manos. Cae también, allí a lo lejos, adensándose por momentos entre un claro al cielo gris y la oscura y verde espesura. De la tierra se libera un vaho que asciende se respira y ensancha.
                        El jinete chorrea en el bosque. El trote poderoso de las ancas mojadas y calientes del caballo. Chorrea el barro con la lluvia, de la cara y las manos del jinete a caballero rostro de lluvia, el mentón tenaz y esa determinación en la mirada… al descubierto. ¡Dios mío el agua! Pero si es él… Fuera el arco de mi mano. ¡Alianza!



TING


 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)



HEXAGRAMA Nº 37. CHIA JEN / EL CLAN, LA FAMILIA

                                   -Crisol celular, familiar y social-
                        Antes, la oscuridad de la barbarie; después, el orden de las civilizaciones; en el medio: Chia Jen.
                        La base nuclear del hexagrama está constituida por los  elementos prevalentes –varón/a (K`an/Li)- en el medio “Antes de la Consumación”. El trigrama inferior y superior, respectivamente Li y Sun, representan la relación adherencia-raíz, mujer-hombre, fuego y provisión, adecuada entre ambos. Las líneas, individuales, interrelacionadas entre sí son: (6-5) que representan la sabiduría del padre; la amorosa relación padre hijo. (5-2): La fidelidad y reserva entre cónyuges. (5-3 con 4-2): la relación y orden filial entre hermanos; y la subdistribución a su vez de los mismos en la generación de nuevos pares familiares.
                        Con perseverante adherencia, ordena conforme a la verdad, duraderamente.
                        El verdadero calor de un hogar no es sino efecto directo de la adecuada transmutación de los elementos naturales que lo nutren.
                        Así, desde dentro hacia fuera, las civilizaciones generando.


 LAS DIFERENTES LÍNEAS
  
LÍNEA Nº 1
                        Conditio sine qua non.
                        Declaración constitucional de principios, firmada por las partes.
                        Marido y mujer, “Como Dios manda”, dentro de la ley, y de consuno en el sentido y las disposiciones.

LÍNEA Nº 2
                        Posición de poder delegado, cuyo ámbito específico es el propio círculo interior. Afortunada la entrega perseverante, pues de su virtud dependen el mantenimiento del orden y la alimentación.
                        No corresponde a la mujer casada inclinarse a su capricho.

LÍNEA Nº 3
                        Recupera las bridas acaloradamente…
                        No es lo ideal, pero si hasta aquí llegó “Cuando la mujer y el niño retozan”, aquí se ataja: “Acaloramiento en el hogar. Luego hay un poco de arrepentimiento. Sin embargo ¡Ventura!, pues con ello no se pierde el sentido de la familia.”
   
LÍNEA Nº 4
                        “Ella es la riqueza de la casa. ¡Gran ventura!”
                   “Mujer virtuosa ¿quién la puede encontrar? Porque su valor sobrepasa al de las perlas. El corazón de su marido confía en ella, y no tendrá necesidad de despojo.” *
                  “La fuerza y el decoro son su vestidura, y se muestra risueña en cuanto a los días postreros. Abre su boca con sabiduría, y la ley de la benevolencia está en su lengua. Vela sobre la buena marcha de su casa, y no come el pan de la pereza. Sun hijos se levantan y la declaran bienaventurada; también su marido la loa.” **
                  “Engañosa es la gracia y vana la hermosura, pero la mujer que teme al Eterno, ésa será loada.” ***

*,**, ***. Sidur Ha-Mercaz – Eshet Jayil.

LÍNEA Nº 5
                        En base al amor
                        debido a justicia
                        -Fuerte, central, recto.                      Su movimiento
                        De causa a efecto
                        de dentro a fuera.

                        “Cual un rey se aproxima a su clan. No temáis ¡Ventura!”



LÍNEA Nº 6
                        Venerable padre. ¡Ventura!
                        Llega a gozar del respeto y la veneración de los suyos, pues en el orden, disposición y aplicaciones, el perfil de su ejemplo se adelanta de forma natural.







TING


 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)




HEXAGRAMA Nº 36. MING I / EL OCULTAMIENTO DE LA LUZ
           
                        Arriba está la Tierra, debajo de ella el Sol: imagen de El Ocaso de la Claridad. Así el noble, en tales tiempos, al convivir anónimamente entre la muchedumbre, vela por la luz.
                        Es propicio ser perseverante durante la emergencia adversa.


 LAS DIFERENTES LÍNEAS
  
LÍNEA Nº 1
                        El ocultamiento general de la luz, sorprendió al noble en vuelo. El pliega sus alas y se abstiene de tomar alimento durante los días de su forzado albergue. El posadero tiene ocasión de chismear, pero él tiene a dónde ir.

LÍNEA Nº 2
                        “Por dentro bello y claro, por fuera blando y abnegado y así expuesto a la gran emergencia: tal era el rey Wen.”
                        Herida del muslo que cual sello vela la luz entregada a la multitud. Ventura.
                        “Quedose entonces Jacob solo, y un hombre estuvo luchando con él hasta rayar el alba. Como viese que no le podía, alcanzole en la articulación del muslo, y se dislocó la articulación del muslo de Jacob, mientras peleaba con él. Entonces dijo (el personaje): `Déjame marchar, pues raya el alba´. Más respondió Jacob: `No te dejaré sin que me hayas bendecido´.”*
* Génesis  33. 24 ó 25 a 26 ó 27

LÍNEA Nº 3
                        Enérgico, en medio del peligro y la oscuridad reinante, parte hacia el Sur en batida de caza y regresa con el encuentro y captura del gran jefe de la oscuridad. Sin embargo, el mal está tan extendido, que no es dable esperar una inmediata recuperación de todas sus capas.
                        “La intención de la cacería en el Sur tiene gran éxito.”
   
LÍNEA Nº 4
                        Buen oído. Adelántate con un golpe de mano raudo y certero como un relámpago. Y a correr como un rayo.
                        Ya el mal quedará como un guiñapo sin corazón.

LÍNEA Nº 5
                        En poder de su pariente, el tirano Chou Hsin, el benemérito príncipe Chi no reparó en simular enajenación con tal de preservar intactas las posibilidades del bien general del que era oculto y legítimo depositario.
                        Y objetó Samuel: “¿Cómo he de ir? ¡Lo oirá Saúl y me matará!” Mas Yahveh respondió: “Tomarás contigo una ternera y dirás: “He venido a ofrecer sacrificio a Yahveh.” *
* Samuel I, 16,2

LÍNEA Nº 6
                        No para la luz subió el primero sino para la oscuridad.
                        “Primero se elevó al cielo. Luego se precipitó en las profundidades de la tierra.”






TING


 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)




HEXAGRAMA Nº 35. CHIN / EL PROGRESO






                        Puntual, y fervorosamente adherido a su fundamento, el Sol se eleva ensanchando su dombo sobre la abnegada Tierra que responde iluminada.
                        Así el noble, en las diligencias correspondiente al tiempo representado por Chin, actúa como esclarecedor puente de dones, sobre lo llano, lo abrupto y lo sinuoso, entre las audiencias reales y la asamblea del pueblo.


 LAS DIFERENTES LÍNEAS 

LÍNEA Nº 1
                        Progresas rectamente en tu camino. El hecho de que seas rechazado se debe a que aún no llegó la hora de tu llamado. Persevera. “Si uno no encuentra confianza, ha de permanecer sereno y prescindente. No hay falla.”

LÍNEA Nº 2
                        Aquí el progreso entraña cierto pozo de tristeza, pues aun cuando su manera de obrar se corresponde centralmente con la voluntad del superior, éste aún no se percató de ello, en función de que su visión y oído se hallan mediatizados por peligrosos obstáculos. Persevere no obstante en la esperanza cierta de que su causa no quedará sin su efecto compensador y gratificante.

LÍNEA Nº 3
                        Para todos está claro, y pues el sentido ascendente les es común, acuerdan. Así pues, se desvanece el arrepentimiento.

LÍNEA Nº 4
                        Aupado sobre la colina del pueblo, aprovechado, para sí acapara y acapara.
                        “Una comadreja, si persevera, corre peligro.”

LÍNEA Nº 5
                        No ha lugar en semejante posición, a la evaluación lamentable de las posibilidades no apuradas suficientemente para mayor complacencia. Aquí procede propiciando ventura, el emprendimiento que recta y justamente, siembra semillas de futuro. “El arrepentimiento se desvanece.”

LÍNEA Nº 6
                        ¿Progresar en el exterior, a oscuras y a topetazos? “La perseverancia trae humillación.” Revertir sobre el círculo propio y andar con conciencia del peligro aporta ventura.

           






TING


 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)




HEXAGRAMA Nº 34. TA CHUANG / EL PODER DE LO GRANDE


                        El potencial energético sobrepasa el punto medio en virtud del cual se crea y conserva la paz, ahora el poder es realmente mayor.
                        Dos cuartas partes del signo están constituidas por energía pura y pujante, otra parte corresponde a su manifestación progénica en el exterior, Chen (hirviente  y capaz, pero que adolece de vehemencia en su extremidad  - “Rubén, tu eres mi primogénito, mi fuerza y las primicias de mi virilidad; exceso de dignidad y exceso de poderío”*-), cuya arbitraria irrupción deberá ser contenida y encauzada en los términos creativos de Ch’ien, y por los serenos atributos del cuarto restante, Tui, del cual no obstante, deberá evitarse también su aspecto terminal corrosivo y obstinado (boca-sensualidad, ovino-tozudez). Un poder es realmente grande si es realmente justo.
                        “Propicia la perseverancia que no se desvía del orden.”

* Génesis 49.3


 LAS DIFERENTES LÍNEAS

 LÍNEA Nº 1
                        ¡Eres fuerte…!: “en los dedos de los pies.” Adelante: tu meta es el fracaso.
                        No.

LÍNEA Nº 2
                        Pues buen poder y buenas aperturas: centro. Vela con perseverancia el equilibrio, será causa de ventura.

LÍNEA Nº 3
                        Salto cualitativo,
                        usted mismo.
                        Pues la cantidad de energía, definición por cualidad ética de su  empleo:
                        Jacto  (vulgar)                        Justo (noble)
                           para mal                                 para bien
                                                                               
                       para desventura                        para ventura
                        “El vulgar actúa mediante el poder. El noble no actúa así.”

LÍNEA Nº 4
                        El empuje es ejercido ahora, justo en el lugar y sentido en que la cerca cede, dejando el paso despejado hacia arriba. El propicia la perseverancia. Desaparecen los pesares. La fuente de energía es poderosa y su sustentación descansa, sólidamente equilibrada, en el eje del carruaje.

 LÍNEA Nº 5
                        Pasa de ser cabrón aquí y ahora. No corresponde al tiempo ni a la posición. No te arrepentirás. La vía busca la concordia por medio de la tolerancia.

LÍNEA Nº 6
                        ¿Corresponde, acaso, al hombre sobrexcedido en posición y funciones, por falta propia de lucidez y buen juicio, arreglar sus asuntos con la actitud propia del morueco que obstinadamente arremete contra la cerca, sólo para quedar prendido por los cuernos? No puede avanzar, no puede retroceder. Si se percata de su posición y actitud y las trueca en más dulce justicia –correspondiente con su puesto-, el resultado aún puede ser feliz.