TING

 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)





HEXAGRAMA Nº 8. PI/LA SOLIDARIDAD



La solidaridad es cosa alegre que aporta ventura a aquél que después de reiterada indagación en sí mismo halla en su propósito, elevación, duración y perseverancia.
Los de abajo son abnegados y obedientes.
Desventurado el que llega tarde a la unión.
El agua, al reunirse sobre la tierra, penetra sus capas inferiores y las humedece. Así el noble, sabe que la distribución de la enseñanza ha de provenir de arriba: imagen de La Solidaridad.

LAS DIFERENTES LÍNEAS
LÍNEA Nº 1

                        Ahí está. Adhiérete lealmente. Date con entera sinceridad y transparencia. Expresa el texto clásico: “Como una colmada vasija de barro en la que todo es el contenido y nada la forma”. Ello no sólo es sin falla, sino que representa a la ventura, que llega desde    
 fuera.

LÍNEA Nº 2
                        La íntima y solidaria fidelidad con él, es sin extravío para ti; no así la trepadora parafernalia externa.
                        “La perseverancia trae ventura.”

LÍNEA Nº 3
                        Coyunda ofuscada, premio desierto.
                        “Te solidarizas con gente que no es la adecuada. ¿No es esto perjudicial?”

LÍNEA Nº 4

                        De acuerdo, internamente, le correspondes…, pero también es necesario que esa correspondencia se refleje en el exterior; que se haga pública…, que sea inequívocamente evidente. Es un matrimonio, ¿no?

                        A todas luces, solidarios con los dignos, es seguimiento superior.
 
LÍNEA Nº 5
                        El es el único valor fuerte en el medio en que se trata; desde su posición eminente y su disposición correcta, corresponde solidariamente a aquellos que libremente se le acercan y con libertad a los que libremente se alejan.
                        Ellos no necesitan ser advertidos, pues él con su actitud los vuelve centrales. ¡Ventura!

LÍNEA Nº 6
                        Carácter débil en posición extralímite. Insuficiente para sí y sin cabeza  que adherir, no halla el buen fin. Desventura.






TING

 EL CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)







HEXAGRAMA Nº 7. SHI/EL EJÉRCITO




                        Peligro en el medio, pues veracidad central, sabia fuerza generando el movimiento, entrega, y perseverancia.

                        “Es propicio hacer marchar ejércitos”

                        El noble acoge la realidad de la inquietud general, alienta al pueblo, traza y expone claramente objeto y objetivos, y hace marchar desde el centro del movimiento. “¡Ventura sin falla!”

                        La conducción y efecto:
                        Si un sabio capaz, victoria;
                        Si un hombre inexperto, cadáveres propios.


  LAS DIFERENTES LÍNEAS

  
LÍNEA Nº 1

                        Una vez determinada la intervención del ejército, ya desde el general inicio, el movimiento, integrado en todas sus partes, ha de responder, circunspectamente, al orden colegible de la necesidad objetiva. De no ser así, la derrota es cierta.


LÍNEA Nº 2

                        Alineado por la ley del Cielo, de los hombres y la tierra, cual general triplemente galardonado, corresponde al necesario bien del pueblo, dirigiendo la acción desde su centro, en estrecho contacto con aquellos a quienes manda ¡Ventura!


LÍNEA Nº 3

                        Prepotente al frente del frente.

                        ¿General -(¡¿?!)- demagógico bravucón, lleno de muertos? ¡No! ¡Qué desventura es esa!
                        “El ejército acaso conduzca cadáveres en el carruaje.


LÍNEA Nº 4

                        “El Ejército se retira.”
                        Tal es el punto objetivo en que retirada equivale a victoria, no ya en el sentido en que ésta comprende derrota del enemigo, consecución de objetivos y establecimiento de la paz, sino en el que, dadas las circunstancias, posibilita la preservación, en libertad, de la propia entidad, todavía integrada en el todo institucional movilizado.
                        El generalísimo, sentido común, sentencia:
                        “es sin falla.”

LÍNEA Nº 5
                        Efectivamente hay un objetivo de combate en esa dirección, y es preciso reducirlo con asepsia. La responsabilidad de la acción, sin embargo, deberá encomendarse al hombre realmente dotado de capacidad; el meramente presuntuoso sólo lograría llenar su carro con los propios cadáveres.
                        “Conduzca el mayor el ejército”, porque él es central y correcto.

LÍNEA Nº 6
Distribución de la victoria.
A cada cual según sus méritos, o el pueblo se perderá en la confusión.
A quién dignidad, dignidad; a quién otras responsabilidades, responsabilidades; a quién dinero, dinero; y a quién nada, nada.
“No utilizar hombres vulgares.”
                      
                       

                       





KAN LI ENTREVISTA A NUESTRO PRESIDENTE EN BUDOKA 24




Por Francisco J. Soriano





Cualquier interesado en la cultura tradicional china, en especial los estudiantes y practicantes de las artes marciales, no puede pasar por alto un fenómeno sin precedentes dentro del eje profundo del pensamiento filosófico, social y político chino como resulta ser su texto más antiguo. Nos referimos al I Ching, Libro de las mutaciones o Clásico de las transformaciones.

Cualquier intento de definir en unos simples párrafos esta magna obra será una desconsideración para un texto que sobrepasa con creces las barreras culturales y los parámetros del tiempo y la historia. Se trata de un texto sapiencial y oracular que hunde sus orígenes en las dinastías míticas de la China ancestral.

A través de esta entrevista pretendemos conocer más de cerca este antiquísimo texto de la mano de uno de sus más importantes estudiosos en el panorama nacional. Nos referimos al maestro José Antonio Cantero de Bustos, presidente de la Asociación Española para el estudio y divulgación de las Mutaciones, asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es el estudio, investigación, divulgación y desarrollo del Canon Clásico. Es autor de importantes volúmenes de estudio sobre el I Ching tales como “Ting, el caldero oracular de Yi King”, “Yi King II” y, otro texto no menos importante titulado “Fundamento ético universal”, disponibles todos ellos para los lectores interesados a través de la página web de esta asociación.

El enfoque de la entrevista, dado el contexto que nos ocupa, no sólo pretende abordar cuestiones generales sobre el libro en cuestión, también nos interesa sobremanera extraer información de utilidad para la vía de las artes marciales, una vía que comparte muchos elementos de coherencia vital como los que aparecen en este texto milenario. 


Antes de empezar la entrevista, queremos  agradecerle su trabajo, su dedicación y la posibilidad que nos brinda a todos los  interesados en conocer más  en profundidad un libro que no es de fácil lectura. ¿Cuándo decidió comenzar su estudio del I Ching?

Hace 31 años, ante una tesitura existencial de exigentes compromisos que requirieron la participación de todos mis recursos, la altura, profundidad y concreción singularizada con que I Ching definía y perfilaba mis propuestas de análisis... me determinó (coadyuvado por su consulta oracular) al abordaje de su especializada vía de estudio y seguimiento.


Susana y Bharat durante una de sus clases de I Ching

En todos estos años de investigación y trabajos relacionados con el texto ¿qué hexagramas considera que pueden resultar relevantes a los practicantes de artes marciales en general?

Como ser humano expuesto al abierto devenir, cualquiera de los hexagramas y o líneas mutantes (4.096) puede contener y contiene la orientación precisa a la situación dada del consultante con independencia de la contextualización espacio-temporal en que éste se halle. Como especialista en, por así decir, recurso de fuerzas especiales, podría citar gran cantidad de imágenes contenidas entre los cánones del clásico sapiencial, pero puesto que esa labor excede los límites razonables de esta entrevista, me voy a permitir enumerar aquellos que dentro de la Tradición constituyen los prototipos para la formación del carácter y refinamiento de la virtud: «Así, el signo El Porte (Hexagrama Nº10.) muestra el fundamento del carácter, el signo Modestia (H. Nº15) indica el manejo del carácter, el signo Retorno (H. Nº24) el tronco genético del carácter, el signo Duración (H. Nº 32) procura la firmeza del carácter, el signo Merma (H. Nº41) el cultivo del carácter, el signo Aumento (H. Nº42) la plenitud del carácter, el signo Desazón (H. Nº.47) la prueba del carácter, el signo El Pozo (H. Nº48) el campo del carácter, el signo Lo Suave (H. Nº57) la actividad del carácter.»Gran Tratado Capítulo VII, P. 2.
Los principios éticos y filosóficos del libro parecen intemporales pese a la antigüedad que se le confiere al manuscrito original. ¿Cree que esta ética y filosofía se pueden proyectar de alguna manera en nuestra sociedad del siglo XXI?
En el Libro de las Mutaciones, hexagrama Nº 26. La Fuerza Domesticadora de lo Grande (la universidad de la vida, como coloquialmente lo llamo, o el gran transformador y/o reciclador), en el contexto de su imagen expresa:

«El cielo en medio de la montaña:
La imagen de La Fuerza Domesticadora de lo Grande.
Así el noble se familiariza con multitud de dichos de tiempos remotos y de hechos del pasado, a fin de                         afirmar de esta suerte su carácter.
(He ahí la recta manera de estudiar: la que no se limita al saber histórico, sino que transforma cada vez lo histórico en actualidad, mediante la aplicación de ese saber.)»

Pocas personas de nuestro país han dedicado tanto tiempo a estudiar este Libro. Aparentemente, este tipo de investigaciones o de dedicación son más habituales en el ámbito académico. ¿Recibe usted algún tipo de ayuda o apoyo de estas instituciones académicas para el desarrollo de su trabajo?

A I Ching (hablando muy parcamente del contexto occidental) han dedicado estudios y subvencionado ediciones, a lo largo de la historia instituciones de gran prestigio universal, como la Fundación Eranos, el Museo Gimel de París, la universidad de Harvard... entre otras grandes instituciones, pero la profundización y difusión de sus estudios tienen por así decir un genuino carácter independiente. Plenamente consciente de ello, Inmaculada y yo así lo asumimos corresponsablemente desde el principio... (artículo completo en la revista).


http://www.elbudoka.es/Art%C3%ADculos-Revista-N%C3%82%C2%BA-24-(Nov-Dic-14)-ar22_157_3075.html





DIBUJILLOS DE LA MEMORIA





El apeadero del puente del gato -Alhaurín de la Torre-
(fotograma a vista de pájaro en blanco y negro de los años 50).

                Sobre la punta de la Huerta Alta, ya enfilando la recta a cuya derecha se agazapa el pueblo;   ladero a la cuneta y al socaire del bruñido mazo de eucaliptos con que esta tira ángulo desde el puente del gato, cubre penúltima estación,  el Packard; perla negra  de metálico fulgor, plena en sus propias luces bajo la lluvia.
                El  grupo de personas que ultima viaje,  el chófer y dos ayudantes que echan una mano a los que  se apean, cerca  el foco de atención en torno al coche. Un negro revoleteo de paraguas abriéndose  en especulares aspaviento que al son del aguacero corean, abrigos, gabardinas y bultos grises, impregnan el primer plano de la retina   a la luz de las luciérnagas linternas. Ante mi discurren espectralmente  agigantadas  en inocente aquelarre las muecas en blanquinegro de la otoñal improvisación. Cae, cae copiosa la lluvia que precipitó la tarde-noche sobre la cuneta del apeadero, cerrando a plomo el fondo del cuadro con la torre del pueblo y el molino de  harina que arrebuja la falda de sierra antes de orillar la carretera. Una caudalosa acequia al pie de la parada extiende el ubérrimo antepecho  alcachofero de la huerta  con saludable robustez hasta el solapado rumor de  la atarjea bajo la lluvia.

                Brillantinas de agua  cual quásares de tiza  resbalan deslumbrantes sobre el encerado de la escena. El acharolado Packard corsario alarga su tipo bajo la lluvia de la carretera y manta al juego fugaz de las luces que conjuga.    

                                                                                         27 octubre 2014



IN MEMORIAM



Invicto sobre el mayávico velo
que sellan la estigia y su barquero,
remontas, lirio azul, el río eterno.

Renuevo azul entre el Alto y el que abajo discurre,
serenamente irradias   recostado en tu sonrisa.


 - 28 de septiembre (día del Maestro Kung Tse) -











TING

EL CALDERO ORACULAR
 DE YI CHING
( I )





HEXAGRAMA Nº 6. SUNG/EL CONFLICTO 




                        Las posiciones y tendencias de los elementos estructurales integrados en “Sung” y conforme a sus propias especificidades, son opuestas, por tanto, conflicto. El cielo está arriba y tiende hacia arriba, el agua está abajo y tiende hacia abajo.

                        Cada uno, per se, cree y quiere creer en su derecho, sin embargo, la representación de la totalidad tiene prioridad, responde a la superioridad ética de la civilización y asegura la evolutividad, por la mediación, desde el orden implícito en el nexo que es la célula nuclear “El Clan”.

No llevar a extremos
Detener a medio camino
Nombrar a un justo imparcial.
A por todas, desventura,
a la mediación, fortuna.

                       

                         
LAS DIFERENTES LÍNEAS 

  

LÍNEA Nº 1

                        Posición estructural de predisposición fuerte, integrada por elementos débiles de carácter maleable, situada en las estribaciones de un poderoso enemigo.

                        Si abandona la pugna, ahora, que todavía se halla en su comienzo y que la intensidad de reacción de la respuesta se limita a impugnaciones verbales desde círculos reducidos, laborará con ello para un camino más claro y venturoso.


LÍNEA Nº 2

                        Impugnar al fuerte de arriba, implica, en principio un error de valoración en el que subyace culpa propia. En términos prácticos, proseguir tal litigio, equivale a “recoger la desdicha con la propia mano”. Procede –humildemente- el retorno a lo suyo, eludiendo el pleito. Con lo cual no sólo escapa él mismo al peligro, sino que al mismo tiempo evita que el efecto de la culpa recaiga también sobre “las trescientas casas, la gente de su ciudad” los suyos.


LÍNEA Nº 3

                        La inquieta falta de definición genera peligro específicamente en situaciones como la presente, en las que el seguimiento de lo superior halla venturoso refrendo en la razón, el orden y la norma consuetudinariamente tradicional. “Nutrirse de antigua virtud” confiere perseverancia.

                        “Si estás al servicio de un rey, no procures obras”; lleva a cabo las encomendadas.


LÍNEA Nº 4

                        Podrías, sí. Pero no corresponde a la ética de tu destino. Para, deja pasar, depón, cambia y acepta con perseverancia: en ello hay paz y ventura.


LÍNEA Nº 5

                        Su señoría el juez de la causa.
                        - Justo, fuerte, central y correcto.

                        He aquí que:

                                   “Pleitear ante él aporta ventura.”


LÍNEA Nº 6

                        Quien se empeña tras brillo que empaña, no consigue más que velar la imagen reflejada de su propia dignidad.

                        Mucho mejor sin pleito. Es más caro que bueno.




                        

HASTA SIEMPRE, EDU, HERMANO...

- Domingo, 27 de julio 2014 -

       
          Recién el moho existencial consumó las cadenas de su destino, despabiló el ave fénix el ojo contenido, y dejando la concluida hacienda  al cuidado del ácaro y los chanquetitos de pared, como él llamaba a la polilla, se dio en reconocer  complacido el teatro de Creación que en su suerte  le había tocado...
             Prendado de Apolo ya sobre las familiares crestas del verano, abrió al volver, silente y solitario, apenas el quicio de los cobres de la tarde, y con la natural elegancia con que su madre y la mía lo trajo al mundo, renovó con alado pie su divina senda.

             En este lado del espejo de  la esfera, la vagotonía del domingo extendió con lentitud    exangüe el velo prologal -que Enrique con oscura urticación mordía-, hasta que al caer la tarde, una sombra pantera de la sangre con su nombre en la boca  rasgó la ventana del sueño y penetrando del centro de la oscura soledad al Cielo exclamó rugiendo: ¡¡¡Está Aquí, está aquí!!! ¡¡¡El tito está aquí!!!...