DIBUJILLOS DE LA MEMORIA





El apeadero del puente del gato -Alhaurín de la Torre-
(fotograma a vista de pájaro en blanco y negro de los años 50).

                Sobre la punta de la Huerta Alta, ya enfilando la recta a cuya derecha se agazapa el pueblo;   ladero a la cuneta y al socaire del bruñido mazo de eucaliptos con que esta tira ángulo desde el puente del gato, cubre penúltima estación,  el Packard; perla negra  de metálico fulgor, plena en sus propias luces bajo la lluvia.
                El  grupo de personas que ultima viaje,  el chófer y dos ayudantes que echan una mano a los que  se apean, cerca  el foco de atención en torno al coche. Un negro revoleteo de paraguas abriéndose  en especulares aspaviento que al son del aguacero corean, abrigos, gabardinas y bultos grises, impregnan el primer plano de la retina   a la luz de las luciérnagas linternas. Ante mi discurren espectralmente  agigantadas  en inocente aquelarre las muecas en blanquinegro de la otoñal improvisación. Cae, cae copiosa la lluvia que precipitó la tarde-noche sobre la cuneta del apeadero, cerrando a plomo el fondo del cuadro con la torre del pueblo y el molino de  harina que arrebuja la falda de sierra antes de orillar la carretera. Una caudalosa acequia al pie de la parada extiende el ubérrimo antepecho  alcachofero de la huerta  con saludable robustez hasta el solapado rumor de  la atarjea bajo la lluvia.

                Brillantinas de agua  cual quásares de tiza  resbalan deslumbrantes sobre el encerado de la escena. El acharolado Packard corsario alarga su tipo bajo la lluvia de la carretera y manta al juego fugaz de las luces que conjuga.    

                                                                                         27 octubre 2014



IN MEMORIAM



Invicto sobre el mayávico velo
que sellan la estigia y su barquero,
remontas, lirio azul, el río eterno.

Renuevo azul entre el Alto y el que abajo discurre,
serenamente irradias   recostado en tu sonrisa.


 - 28 de septiembre (día del Maestro Kung Tse) -











TING

EL CALDERO ORACULAR
 DE YI CHING
( I )





HEXAGRAMA Nº 6. SUNG/EL CONFLICTO 




                        Las posiciones y tendencias de los elementos estructurales integrados en “Sung” y conforme a sus propias especificidades, son opuestas, por tanto, conflicto. El cielo está arriba y tiende hacia arriba, el agua está abajo y tiende hacia abajo.

                        Cada uno, per se, cree y quiere creer en su derecho, sin embargo, la representación de la totalidad tiene prioridad, responde a la superioridad ética de la civilización y asegura la evolutividad, por la mediación, desde el orden implícito en el nexo que es la célula nuclear “El Clan”.

No llevar a extremos
Detener a medio camino
Nombrar a un justo imparcial.
A por todas, desventura,
a la mediación, fortuna.

                       

                         
LAS DIFERENTES LÍNEAS 

  

LÍNEA Nº 1

                        Posición estructural de predisposición fuerte, integrada por elementos débiles de carácter maleable, situada en las estribaciones de un poderoso enemigo.

                        Si abandona la pugna, ahora, que todavía se halla en su comienzo y que la intensidad de reacción de la respuesta se limita a impugnaciones verbales desde círculos reducidos, laborará con ello para un camino más claro y venturoso.


LÍNEA Nº 2

                        Impugnar al fuerte de arriba, implica, en principio un error de valoración en el que subyace culpa propia. En términos prácticos, proseguir tal litigio, equivale a “recoger la desdicha con la propia mano”. Procede –humildemente- el retorno a lo suyo, eludiendo el pleito. Con lo cual no sólo escapa él mismo al peligro, sino que al mismo tiempo evita que el efecto de la culpa recaiga también sobre “las trescientas casas, la gente de su ciudad” los suyos.


LÍNEA Nº 3

                        La inquieta falta de definición genera peligro específicamente en situaciones como la presente, en las que el seguimiento de lo superior halla venturoso refrendo en la razón, el orden y la norma consuetudinariamente tradicional. “Nutrirse de antigua virtud” confiere perseverancia.

                        “Si estás al servicio de un rey, no procures obras”; lleva a cabo las encomendadas.


LÍNEA Nº 4

                        Podrías, sí. Pero no corresponde a la ética de tu destino. Para, deja pasar, depón, cambia y acepta con perseverancia: en ello hay paz y ventura.


LÍNEA Nº 5

                        Su señoría el juez de la causa.
                        - Justo, fuerte, central y correcto.

                        He aquí que:

                                   “Pleitear ante él aporta ventura.”


LÍNEA Nº 6

                        Quien se empeña tras brillo que empaña, no consigue más que velar la imagen reflejada de su propia dignidad.

                        Mucho mejor sin pleito. Es más caro que bueno.




                        

HASTA SIEMPRE, EDU, HERMANO...

- Domingo, 27 de julio 2014 -

       
          Recién el moho existencial consumó las cadenas de su destino, despabiló el ave fénix el ojo contenido, y dejando la concluida hacienda  al cuidado del ácaro y los chanquetitos de pared, como él llamaba a la polilla, se dio en reconocer  complacido el teatro de Creación que en su suerte  le había tocado...
             Prendado de Apolo ya sobre las familiares crestas del verano, abrió al volver, silente y solitario, apenas el quicio de los cobres de la tarde, y con la natural elegancia con que su madre y la mía lo trajo al mundo, renovó con alado pie su divina senda.

             En este lado del espejo de  la esfera, la vagotonía del domingo extendió con lentitud    exangüe el velo prologal -que Enrique con oscura urticación mordía-, hasta que al caer la tarde, una sombra pantera de la sangre con su nombre en la boca  rasgó la ventana del sueño y penetrando del centro de la oscura soledad al Cielo exclamó rugiendo: ¡¡¡Está Aquí, está aquí!!! ¡¡¡El tito está aquí!!!... 





TING

 EL  CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)









HEXAGRAMA, Nº 5. HSÜ/LA ESPERA
(Nubes de agua sobre el cielo)

  
                     Energía en remansada claridad: "La Espera" alimenticia. Es propicia la perseverancia. Lo que ha de llegar, llegará. Nubes de agua en suspensión, regular, cíclica, a su tiempo, esperanza densa nutricia. ¡Cuando llueva!... Es propicio atravesar las grandes aguas. 

                         El campesino ancestral camina sobre eco-signos ciertos, sabe atávicamente: ahora, come y bebe en la alegre bonanza de la veracidad, mientras repara y dispones fuerzas y aperos.

                    

      LAS DIFERENTES LÍNEAS


LÍNEA Nº 1

                        Sino que permanece anónimo entre el reemplazo de mozos que esperan en la plaza, la pronunciación de destinos.


LÍNEA Nº 2


                        A  un paso del peligro, pero a un paso, recuerde. Firme y central. Permanezca firme e inafecto, es sensatez. Que pican lenguas…, no responda, es mal menor. “El fin trae ventura.”


                        “Espera en la arena”, no pisa el agua.


LÍNEA Nº 3

                        Sobrado enérgico y desprovisto ha llegado al límite: no de un paso más; se hallará en el barro y con el enemigo al cuello. La desventura aún está afuera, pero a un paso. Sólo la seriedad y cautelosa circunspección podrán evitarla.


LÍNEA Nº 4

                        Fuerte es el rumor y cierto el vaticinio, como de guerra, que le llega y que le acosa: “Caído espera en brecha de la propia sangre”, más si oye en depuesta actitud y con docilidad obedece: “¡Fuera del agujero!”, todavía podrá evitar el mal que sobre él se cierne.


LÍNEA Nº 5

                        Aprovecha la espera, en la inflexión del peligro, para reparar ánimo y fuerzas “junto a vino y alimento. La perseverancia trae ventura.”

                        Ello, es así posible, en virtud de la centralidad de su posición y la corrección de su praxis.


LÍNEA Nº 6

                        Perdido en la espera, cayó en un hoyo, y ahora, el tiempo, ya rodó sobre su puerta. Llega lo irremediable. Acepta; y honra lo que viene, qué con insospechada vía afuera ha de llevarte.





TING

 EL  CALDERO ORACULAR 
DE YI CHING
(I)






HEXAGRAMA Nº 4. MENG / LA IGNORANCIA JUVENIL
(Abajo K’an, manantial. Arriba Ken, montaña)

  



                        Arriba está el sabio, la montaña; abajo el niño en el medio, el serrano manantial, al pie. Entre ambos el movimiento de la vida que fluye con naturalidad y entrega al orden superior de la civilización.

                        La ignorancia en el medio es peligro que el aprendiz vence en virtud del movimiento de sincera y humilde entrega al maestro. La perseverancia propicia: éxito.

                        “No soy yo quien busca al joven necio, él es quien ha de venir en mi busca, en la forma adecuada. Si pregunta una vez, doy respuesta, la respuesta. Mi magisterio es la enseñanza y amo. Pero si ligero, terco o dubitativo pregunta más veces lo mismo, es molestia; y si molesta, no contesto. Ha de aprender conforme a la verdad.”



  
 LAS DIFERENTES LÍNEAS




LÍNEA Nº 1

                        La ignorancia es cerco de confusión que entreteje hierros donde yace encadenado el necio. La Ley es la disciplina con la que el sabio disuelve el hierro y escalona los elementos de la confusión, para que por ellos suba el necio, de su baja condición, a hombre.

                        “Es propicio disciplinar al hombre a fin de evitar su persistente postración.”


LÍNEA Nº 2

                        El joven diestro toma la alternativa.

                        “El hijo es apto para el gobierno de la casa.”

                        Soportar al necio con suave indulgencia, saber tomar a la mujer, acarrea ventura, pues con ello se afirma la relación entre firme y blando.


LÍNEA Nº 3

                        Infiel para con lo propio, vive vano abandono tras la fuerza que pasa. ¿Ha de encontrarse algo propicio en ello?

                        “No habrá de tomar una muchacha que ve a un hombre de bronce y no mantiene el dominio de sí misma.”


LÍNEA Nº 4

                        La insensatez “del pocas luces” es como un tiro de boomerang cuya causa cinegética fuera su propio arrojador y su golpe la humillación.

                        “Únicamente ella está alejada de lo real más que ninguna otra cosa.”


LÍNEA Nº 5

                        Para la natural ignorancia infantil, el antídoto de la sabiduría se compone básicamente de, humildad, entrega y ductilidad, y se llama ventura.

     

LÍNEA Nº 6

                        Cuando ni advertencia ni la prohibición son suficientes para corregir la terca inclinación del mal, es preciso emplear el castigo. En la aplicación del mismo, deberá tenerse en cuenta, que la punición a su vez, no contenga elemento alguno de transgresión.

                        El sentido del castigo labora, puramente, para la corrección del mal y la restauración del orden









TING

EL CALDERO ORACULAR
DE YI CHING
(I)








HEXAGRAMA Nº 3. CHUN/LA DIFICULTAD DEL COMIENZO

(Abajo Chen, trueno. Arriba K’an, agua)





            Arriba nubes, abajo truenos: imagen de La Dificultad del Comienzo. Así el noble primero procede a la discriminación y el ordenamiento.

            Perseverantemente antes de acometer acción alguna destinada a superar la caótica plenitud reinante, él selecciona cuidadosamente a sus ayudantes entre los capaces. Éxito.



LAS DIFERENTES LÍNEAS 



LÍNEA Nº 1

                        Huella el pie el camino y no es razón el polvo que levanta para desistir de la andanza.
                        “En Egipto –barro. En el mar –barro.” *

                        “Vacilación e impedimento. Es propicio seguir perseverando. Es propicio designar ayudantes.”

*
Midrash (Shemot Rabá 24)


LÍNEA Nº 2

                        Chica, no es la salida en sus condiciones y el tiempo, aunque la presión traumatizante de los problemas que te acosan y dividen parezcan abocarte a ella, y tú la entiendas como única, y después de todo, natural. Natural será, pero en su tiempo; ahora es prematura y mala. ¿Qué habría yo de ganar, añadiendo a tu mal la mentira de que dentro de diez años te encontrarás con quien de verdad te está destinado de por vida, para dicha, y no para desventura?

                        “La muchacha es casta, no se promete. Diez años, entonces se promete.”


LÍNEA Nº 3

                        Quien osa aventurarse codiciosamente tras la pieza en el bosque desprovisto de la guía del guardamonte sólo consigue extraviarse. Persistir en tal actitud es vergonzoso y humillante.


LÍNEA Nº 4

                        Dislocado en el avance, le sobreviene la separación de carro y caballo, de tal modo, que queda aislado e incapaz para proseguir camino solo. Sin embargo, el ayudante capaz, no está lejos. De hecho, él, ya te ha ofrecido su mano.

                        “Cuando le ruegan a uno y sólo entonces acude, esto es claridad.” Ir allí es venturoso, pues todo obra de un modo propicio.


LÍNEA Nº 5

                        El agua al discurrir entre los peligrosos y profundos desfiladeros de las montañas no alcanza con su efecto a fertilizar ribera alguna.

                        “Dificultad en bendecir”

                        Propicia la perseverancia en las pequeñas cosas, no así en las grandes.


LÍNEA Nº 6

                        El hijo mayor yace caído en la sangre al lado de su vehículo roto, arrollado al voltear la cima.

                        Es imperativo levantarse. “¡Cómo podría uno quedarse mucho tiempo en semejante situación!”