TRAS LA PORTADA



“Reúne el Cielo y la Tierra y expande el orden en la Naturaleza”
-Proverbio de la época de Confucio-



                Zaragoza, a la vista, tomaba en relevo las últimas pavesas solares prendiendo su húmedo dombo en brillante nebulosa de eléctrica plata. Enrique – hermano y puntual auriga-, apeó del coche a la  gentil azafata cibernética  del GPS  en arrabal de su circunloquio; y fiando el camino de entrada  a viento  de buen rocín,  dimos a poco relamiendo  entre las recién cruzadas luces    con recalar   en los bajos del Parking  Juzgados. Tras breve sesgo de gris paletada  por las cocheras de Juzgados, penúltimo velo del viaje, repuntando al bies la íbera hebra   por entre el tejido hispano que emplaza al templo de Nuestra Señora del  Pilar,   la virginal proyección de Wei Chi.  

                Recién  florecía el renuevo primaveral  del 2.009, y yo allí, embelesado con el menor de mis hermanos Cantero y mi amada Sunujing…  




        (¡¿Cómo expresar lo que aquí cabe?!):  Ya en  los sesenta  (¡decurso de apasionada adolescencia!) me fascinaron especularmente  los primeros guiños platónicos  de Las Mutaciones a través de El Retorno de los Brujos -Introducción al Realismo Fantástico- de Louis Pauwels y Jacques Bergier; del magistral Juego de Abalorios de Herman Hesse; o de la indeleble asociación, en Borges,   al concepto  de clásico,  y de la ubicación de  que las hizo objeto  “en el anaquel que corresponde a templos y jardines, a la recta música y a las rectas palabras,”. La formalización  de  relación, sin embargo,  se hizo esperar hasta los setenta  en cuyo comienzo amplificada por el retorno de Bergier y Pauwels a bordo de La Rebelión de los brujos (Plaza & Janés),  con I Ching, en  A PROPÓSITO DE LA CIENCIA CHINA (Cap. V), llega a  concretizarse  por medio de  Barrals Editores, que adelanta  la primera edición española del Canon debida al argentino Mirko Lauer;  la segunda mitad de la década nos depararía la presentación de LAS MATEMÁTICAS DEL “I CHING”, en el primer número (octubre del 76) de Investigación y Ciencia  (edición española de Scientific American); al año siguiente, con la calificación  de “Arte Real”,  volvemos a encontrar las Mutaciones  entre las Artes Adivinatorias, de Jean Claude Frère (Plaza y Janés), y a través de la doble singladura de R. Wilhelm, en La Sabiduría de I Ching (Guadarrama), y su emblemática   traducción del clásico , a través de Edhasa, con prólogos  de Jung,  y de H. Wilhelm, quien poco más tarde, columbrando  los 80, proyectará también  El Significado de I Ching a través de (Paidos).  Siguiendo los relumbres de aquellos guiños de adolescencia,  explorador ya  treinteno  en la caverna, la eclosión de traducciones clásicas, ensayos y aproximaciones contemporáneas en la nueva década,  sorprendía comprometedoramente mi relación con  las Mutaciones proyectándola  a través de la puerta; así las cosas, en otoño del 83,  bajo  auspicio, determiné sellar con ellas mi  alianza. Cierre de capítulo con el paso de página, y a rodar por el  camino nuevo.  Desde entonces,  (¡prendado de mil amores!)   un buen número de años de labor, rico en expectativas, generoso en relaciones humanas e impagable en frutos y correcciones personales, sí; pero, explorador autónomo   lindante al cabo con  lo esotérico, patinado al tiempo con  una cierta sensación (comprensible, dadas la naturaleza, procedencia  ancestral y   todavía novedosa relación cultural del clásico) de extrañamiento raigal, como  por ismo esnob    de extranjería… (¡Yo, de tan sentida denominación de origen como las piedras que cantearon y los encarnados bustos que labraron los que,  aquí, me alumbraron!...) Un buen mediodía, andando el  otoño, a 25 años ya (bodas de plata) del nuevo camino, puesta la mesa para el almuerzo, llega Inma (siempre a la par en vida y trabajo, cuando no se adelanta, como es al caso) trayendo sobre su natural alegría, de la noosfera recién redado, al fruto postrero de Las Mutaciones, Wei Chi (hexagrama Nº 64. Antes de la Consumación), alumbrando aguas  entre los paños octogonales que coronan a Nuestra Señora del Pilar (Vestigios Herméticos en la Basílica de Pilar –develación cultural de José Manuel Chamorro Navarro-). De la perplejidad de aquellos días (yo mismo, en onomástica  del V Centenario había celebrado la publicación de Ting / El Caldero Oracular de Yi Ching, con total ignorancia de la existencia del signo sobre El Pilar),   la imagen se proyectó de manera inmediata  sobre la portada de mi segundo libro, especialidad derivada de aquél en la lectura oracular de los 64 Hexagramas y la secuencia singularizada de sus 384 líneas, que a la sazón andaba en vías de publicación (I King II, Generación Occidental de Las Mutaciones). La realización, sin embargo, requería aún de singular sustancia y esta se iría gestando a su propia manera  durante la        espera de ocasión para subir a Zaragoza… Comienza ya el invierno a trazar vislumbres de la siguiente   primavera (2.009) cuando, una buena mañana, estrenando clases sobre  el clásico  en la Librería Cinco Anillos (clase también adelantada por el  ojo a visor de Inmaculada que me hizo reparar  en la librería, una tarde al paso y hablar con los propietarios), se presenta  a ellas un hombre joven (Fran Soriano), maestro  de artes marciales  orientales, con la versión de Wilhelm que recomiendo, bajo el brazo,   estupendamente  encuadernada en cuero repujado y evidentes signos de uso.  Ya desde los preliminares de la primera clase, conformada ésta  por asistencia,  en la proximidad de un tú a tú,  el despliegue de empatía natural   se fue haciendo  manifiesto (latente desde tiempo en el  deseo  de aprovechar ocasión para profundizar Las Mutaciones, la  reiterada impronta del signo  Li durante un sueño de la noche anterior, lo había determinado a venir),  hasta el punto de acabar ofreciéndome él y aceptando yo, la impartición de mis actividades (aproximación a I Ching y prácticas de Fuensanguínea) en Fluxus, centro de prácticas  interactivas, cuyo epicentro radicaba precisamente en el núcleo marcial que de origen fundaran en Málaga él y su hermano Jorge (también joven maestro marcial) con la denominación de Kan Li… Kan Li, reminiscente reverberación  taoísta, ahora también aquí y al propio  pie de calle,  en la inmediatez local. El siguiente paso que afortunadamente no se haría esperar (“Mi  corazón espera / también, hacia la luz y hacia la vida, / otro milagro de la primavera.”), llegó efectivamente estribando la última semana de marzo con Enrique al pescante y su generoso ofrecimiento de viaje y alojamiento para sacar las fotos de Wei Chi en El Pilar.

                
… Desde la toma de tierra entre las propias raíces, el lapsus de tiempo que empleamos en la localización del alojamiento y  la ronda inmediata  de objetivos, lo pasé como en volandas de la perplejidad…,


KAN * LI

hasta que desembocamos de vuelta a  la plaza, con trípode y cámara en manos de Enrique.

                 La obtención de una imagen frontal despejada  aún se haría preceder  del  decurso jovial de un colorido nocturno costumbrista por la plaza, de la inesperada y paciente configuración y disolución  de un nutrido grupo de distinguidos  mayores, seguramente  concertados a esa hora, en un primerísimo plano a pocos metros del objetivo y, la sorprendente sustitución del lugar de estos por un vehículo de la limpieza  municipal  del que, para mayor pasmo, se bajan y dispersan sus  fluorescentes operarios…: nos miramos los tres, y decidimos, naturalmente, resignarnos a esperar… Estando en ello, de repente reparo, con indescriptible sorpresa, en el más que evidente número que distingue al vehículo en el lateral que más que mostrarnos ofrece: ¡el 64!; para la percatación de Inma bastó un “¡Mira el número del camión!”, para Enrique, que no está familiarizado con los signos de las mutaciones y los números a ellos asignado en el texto canónico, fue preciso insistir “¡Enfoca y tira; enfócalo y sácale una foto”, “¿Al camión?...” pregunta renuente. “Sí por favor –insisto-; antes de que se vaya…”

               



                  Pasado el velo sutil de la media noche, quedó despejada la imagen del templo




              Retirados al hotel, a la enjoyada recogida de la noche todavía  la abrochó  -¡harta la suerte!-,  su  celeste guiño sellando  la ventana.





                  Las imágenes del nuevo  día,  recreo  a  luz del sábado de la templada ciudad que vela el discurrir del Ebro, acabarían culminando  felizmente  nuestro  proyecto de trabajo.







               El domingo de vuelta a Málaga,  todavía fue prolongación del sabático recreo, bajando ahora, del alto pilar hispano de Aragón, por entre ancestros lares de Castilla y llanos caminos  de La Mancha, hasta el celeste turbión de agua y fuego por el que nos hizo pasar –alas plegadas y máxima unción-, el lomo moreno de Andalucía.   





-VENTANA ALEATORIA-


        Mañana de domingo (10 de junio de 2018), santo de mi hija Diana y  día primero de la primavera que permite ya quitarse el sayo...

(Después del desayuno me siento ante el ordenador , y revisando de pasada el itinerario habitual  de correo, prensa, facebook y blog, me permito el asueto dominguero de pensarme en la correlación circunstancial que se me alcanza. Y en este trance, disfrutando de  la clara mañana que del patio permite el celaje de la persiana del despachito, me dejo sentir como ciudadano de esta suerte: España.)   

             ... A 13 días de la Moción de Censura, y formado ya el nuevo Gobierno. 







RESPUESTA ORACULAR  A  LA PREGUNTA:

"PERSPECTIVA DE ESPAÑA CONFORME A  SENTIDO"






HEXAGRAMA Nº 2. K'UN/LO RECEPTIVO 


Corresponde la singularidad receptivo-espacial, cumplimentando formalmente las atribuciones de Lo Creativo-temporal mediante la acentuación característica de la perseverancia. 
Dar cumplimiento formal a aquello previamente concebido de Lo Creativo llevando materialmente a cabo su plan. Si es ese el estado en que de manera natural te encuentras correspondiendo, ya vas en seguimiento de tu conducción; si te adelantas a ello o improvisas, extravío. 



Mutación, 6 en tercer lugar y hexagrama complementario


                                                                

          2. LO RECEPTIVO                                      15. LA MODESTIA
                                                                                                             
No busques alumbrar obra al destello fugaz de las vanidades, aquí, la oscura perseverancia interior es semilla cierta de luz futura. Basamenta el equilibrio de los extremos primero tú aquí y ahora en el cabal cumplimiento de aquello a lo que ya te debes.



 Línea resonante en hexagrama complementario


          15. LA MODESTIA                                      2. LO RECEPTIVO
             La viva expresión del trabajo por el trabajo que  estrictamente atenido a lo debido lleva a cabo sin inclinación a izquierda o derecha ni vana infatuación, es lo que cabal y abnegadamente corresponde.



Mutación, 6 en cuarto lugar y hexagrama complementario


  2. LO RECEPTIVO                                   16. EL ENTUSIASMO     
                             
                                                                                                                 
Ni el tiempo ni las circunstancias son los precisamente adecuados para hacer valer tus particulares observaciones o interioridades. Mantente en un cauteloso nivel de observación y limítate a discurrir sólo, cómo y por donde discurren, ahora, el cante y el corazón del pueblo. 




Línea resonante en hexagrama complementario


        
      16.  EL ENTUSIASMO                                    2. LO RECEPTIVO
                                                                                                                                
           Fomenta, convoca, reúne, convence, entusiasma, asegura, y lleva con ellos, sin posterior extravío,  a cabal cumplimiento lo propuesto. ¡Ventura! 




HEXAGRAMA COMPLEMENTARIO
RESULTADOS DE LAS DOS LÍNEAS EN MUTACIÓN  





HEXAGRAMA Nº 62. HSIAO KUO / ESTAR EN LO CONCRETO
                                             



            Montañés, ahora truena sobre la montaña y sólo cuentas con una pequeña libertad para lo poco. Que tus movimientos se atengan circunspectamente a dar cumplimiento a lo estrictamente necesario; no da para más el día... -tampoco para menos, que oro es hoy lo pequeño, cotidiano y concreto para quien sabe y quiere verlo-. Pretender más de este tiempo sería rebelión y descalabro el rebasarlo. El pájaro volador que configuran los trigramas componentes del hexagrama, planeando oracularmente sobre nosotros nos deja su milenario mensaje de atenta circunspección a través de la sentencia milenaria del Canon de las Mutaciones: "No es bueno aspirar hacia lo alto, es bueno permanecer abajo. ¡Gran ventura!"





I KING III - LÍNEAS RESONANTES



                                  
                                          DESCARGA GRATUÍTA

                    https://drive.google.com/drive/folders/0B11JF_zOaoNgMUgyVVU1Ujl1Tk0

          



IMÁGENES Y DIAGRAMAS DEL "ÁRBOL DE LA CIENCIA"










           Aquí presento unas imágenes y diagramas del “Árbol de la Ciencia” taoista con una conformación de loto según el arte egipcio. Además de la imagen del ojo de Horus y de un capitel del Templo de Philae. Se encuentra también el diagrama del codigo genético y otros paralelos.


               Es curioso que las teorías científicas más recientes vengan a confirmar la certeza de la visión que tuvieron los antiguos y de los que aún rinden “culto a los antepasados”. El punto de vista tradicional es esencialmente sintético y todo se mira bajo el dominio de la metafísica pura; el de los modernos, por el contrario, se manifiesta como analítico. Este acercamiento de puntos de vista es un hecho extremadamente importante desde el punto de vista de la historia de las ideas.



            La principal preocupación de los teóricos matemáticos es la generalización, es decir, el proceso por el cual la fórmula descriptiva de un fenómeno particular pueda ser aplicada a un modelo más general, que dé cuenta de un mayor número de fenómenos.



         Los precedentes históricos de esta vocación los tenemos en las antiguas tradiciones cosmogónicas, que han descrito la creación como el paso de un estado de desorden indiferenciado (el khaos de los griegos, el tohu ve bohu de la Biblia) a un orden organizado (el kosmos de los griegos, el mundus de los latinos recogido por el cristianismo). Evidentemente, la creación es descrita como un proceso neg-entrópico. 



           "Al principio, Elohím creó la tierra y el cielo" es un enunciado sin anterioridad y perfectamente imprevisible. No nos lleva más que a una bipartición arbitraria en un conjunto infinitamente homogéneo y, por lo tanto, infinitamente entrópico. Es preciso insistir en el carácter enunciativo de esta “creacion". Sus fases ulteriores son introducidas por "Elohim dice". En este sentido, los teólogos han definido el acto creador como Verbo. De hecho, hay producción de dos signos, el terrestre y el celeste, por una voluntad, en el seno de aquello que era percibido como ausencia de significación. Estos signos se definen por características diferentes y exclusivas de cada uno de ellos, que son estados de la materia.


                 En las diferentes tradiciones separadas por el tiempo y el espacio podemos encontrar un mismo “esqueleto” matemático, como si tuvieran el mismo centro paradigmático (more geometrico), elevando a axioma la fórmula del Saggiatore de Galileo: «La naturaleza está escrita en lenguaje matemático»; axioma que implica la matematización de todos los ámbitos del saber. Caramuel, en sus inicios, en su búsqueda del camino o método para acceder a cualquier disciplina, echa mano de dicho axioma: enemigo del magister dixit, libre de toda servidumbre de escuela busca siempre la matematización de las disciplinas. Tal es el objetivo de su Mathesis Audax: «resolver mediante números y lineas, aritmética y geométricamente, las cuestiones más candentes en lógica, física y teología». La primera parte de esta obra se titula, precisamente, Logica mathematice tradita; es, por lo tanto, Caramuel quien por primera vez habla de una lógica matemática, y no sólo la lógica, sino también la fisica, la filosofía o la teología han de quedar revestidas con el lenguaje matemático. 



                  La combinatoria tiene su origen, además del “Tzeruz” del zaragozano A. Abulafia, en el ars luliana y constituye, según Caramuel (y también según Leibniz), su componente más aprovechable. La combinatoria, en sus diversas formas, como mstrumento indispensable para el estudio de toda disciplina, aparece ya en la Mathesis Audax.


                    El I Ching se basa en el cambio de dos números, (cifras) y los ordenadores personales usan hoy el mismo sistema, con el circuito de la corriente «abierto/apagado», representados más lógicamente y casi providencialmente, por la tradición china, como línea continua el uno (-----------); y como línea discontinua el cero (---- ----), representando así conceptos que son siendo tratados así por la cibernética.

                    Se ha hecho notar que las neuronas del sistema nervioso central de los seres humanos y de los animales superiores están sujetas a las mismas leyes. Son pasivas y activas sin diferenciar ulteriorrnente los estímulos que las activan. Una tradición afirma que los creadores del I Ching habían estudiado los 64 hexagramas para reflejar todos los fenómenos naturales.

                   Estas analogias las encontramos también en otro fenómeno natural como es la Genética, más especificamente la bioinformática.

                 Uno de los capítulos más apasionantes dé la biología actual lo constituye el descubrimiento de que las células albergan. transmiten y utilizan información biológica. El soporte de esa información es químico y se basa en el principio de la disposición en secuencias lineales aperiódicas de moléculas sencillas para originar complejas macro-moléculas informativas, como son el ácido desoxirribonucleico. o ADN, el ácido ribonucleico, o ARN y las proteínas. 

            El "alfabeto" para los ácidos nucleicos consta de cuatro elementos, llamados nucleótidos, Adenina, Guanina, Citosina y Timina . En el ARN, el Uracilo substituye a la Timina.


                                                  -José Manuel Chamorro Navarro-


                                                http://jose-chamorro.blogspot.com.es                                                                  http://ahaba-abulafia.blogspot.com.es

Foto Yolanda Montiel Morales


Por la escala de Kant


Dinamizó la fuerza-consciente (en la austeridad del pensamiento) y llegó a conocer que la Materia es el Brahman. Pues de la Materia nacen todas las existencias; una vez nacidas, por la Materia éstas se incrementan y entran en la Materia en su paso. Luego fue hasta Varuna, su padre, y dijo: "Señor, instrúyeme sobre el Brahman." Mas su padre le contestó: "Dinamiza (nuevamente) en tí la fuerza-consciente; pues la energía es Brahman."
Taittiriya Upanishad 1 





-
                Bajo una tormentosa remesa  de la sin par Divina Pandora, que al punto  hería reciamente el velamen, y  que  habría de prolongarse  por la crujía  descuajando mástiles  sobre los renuevos de primavera todavía ...; tratando de revisar el año y tal vez cerrar un ciclo de la propia existencia personal; el pasado 29 de diciembre, en  tenso respiro febrilmente arrancado al nutrido grupo de  cronidas saetas (nada nuevo bajo el sol -sin embargo- en Los trabajos y los días de la humana condición), con poco aliento y menos palabras, fie mi suerte tratando de entretener  el  tiempo en torno a la esperanza y  en pos de su fantástico revuelo llegué ante el aquí y ahora de esta  potencial e inédita ventana...
                 (Seguramente el longividenteo Zeus que en la claridad del rayo se complace y  tonante nos suscita,  quiso tan  bien  bien tan preciado,  la Esperanza, que previno a la divina Mariposa aún siendo  crisálida mandando  sellarla en el interior de la divinal y controvertida ánfora.)
                ...Tomo  un respiro al oteo de las olas... y el azaroso cliqueo  entre las redes me depara el  rutilante  guiño de un cristal. Al alcance de la mano, fin de  cosecha rezaba  el recipiente recién  fechado el  día de Los Santos Inocentes.
                De nítida roca especular, magistralmente soplada con aliento humanista  y valiente cuño cristiano liberal, el reluciente vaso devino al desemboque en la oscura noche, todo el clamor del viejo cruce de cepas  que emparra  al  Occidente, rezumando  a la sazón,  depurada la razón en la enramada crucial, las cuatro preguntas de Kant 
                ¿Qué es el hombre? ¿qué puedo saber?, ¿qué debo hacer?, ¿qué me cabe esperar?(tras la muerte).
"El espíritu espira donde quiere ; y oyes su voz, y no sabes de dónde viene ni a dónde va . Así es todo el engendrado del Espíritu."  Juan. 3.8
                No quedaba otra que salir de sí en buena ley y tratar de desvelar con reverente  mano a la replicante mariposa del cristal.   





                A la primera pregunta "¿Qué es el hombre?", el Libro de las Mutaciones ha respondido oracularmente con el Hexagrama Nº 2. K´un /Lo Receptivo (sin mutaciones).
                Para la pregunta "¿Qué puedo saber?, la respuesta está constituida por el Hexagrama Nº. 40. Hsieh / La Liberación, que con mutación en las líneas 2ª, 5ª y 6ª, completa su discurso  con  la expresión del Hexagrama Nº 12. P´i / El Estancamiento, en función de complementario.
                 A"¿Qué debo hacer?", le corresponde el Hexagrama Nº 33. Tun / La Retirada, que con mutación en las líneas 2ª y 4ª conducen la expresión al Hexagrama Nº 57. Sun / Lo Suave (Lo Penetrante, El Viento).
                Para la postrera pregunta kantiana "¿Qué me cabe esperar?(tras la muerte)", la respuesta oracular del Canon de las Mutaciones ha sido el Hexagrama Nº 53. La Evolución o Progreso paulatino (sin mutaciones).










Respuesta oracular a la pregunta 
"¿Qué es el hombre?"
-Traslación texto: Ting El Caldero Oracular de I Ching (1)-












HEXAGRAMA Nº 2. K'UN/LO RECEPTIVO
(Abajo Tierra. Arriba Tierra)
                Faz de la testa, faz femenina, faz: singularidad restrictivo espacial: Tierra mujer madre.

                “Si avanza en primer lugar es extravío, si va en seguimiento halla conducción”. Pues, desestima el “adelanto” que la  extravía y se limita receptivamente a aquello que posibilita cabalmente su natural cumplimiento: Sin ambages ni inclinaciones.

                En virtud de la abnegación de su fuerza, corresponde complementariamente a los atributos cardinales de Lo Creativo.






-EL CORO -*
Si tú no lo sabes, / ¡oh la más bella entre las mujeres!/ sigue las huellas del rebaño/ y pastorea tus cabrillas/ junto a las cabañas de los pastores.


  - EL ESPOSO- **
                A mi yegua entre las carrozas de Faraón, / yo te comparo, oh amiga mía.
                                                              

                                                   - LA ESPOSA -***
                Ha tomado la palabra mi amado y me ha dicho: “¡Levántate, amada mía,/ hermosa mía, y vente!; pues, mira, el invierno ha pasado,/ la lluvia ha cesado, desapareció./ Las flores aparecen en la tierra, el tiempo de la poda ha llegado/ y el arrullo de la tórtola se ha dejado oír en nuestro país./ La higuera comienza a colorear sus higos no maduros,/ y las vides en ciernes exhalan aroma./ ¡Levántate, amada mía,/ hermosa mía, y vente!;”


- LA ESPOSA -
                “Yo soy de mi amado/ y hacia mí tiende su deseo./ Ven, amado mío,/ salgamos al campo,/ pernoctemos en las ladeas./ Madrugaremos a las viñas,/ veremos si ha brotado la vid,/ si se han entreabierto las ciernes,/ si han florecido los granados;/ allí te daré mis amores,/ Las mandrágoras han exhalado su fragancia,/ a nuestras puertas hay toda clase de frutas deliciosas,/ así nueva como añejas,/ oh amado mío, las reservo para ti.”]

Cantar de los cantares:
   
    *  1. 7 - 8
  **  2. de 8 a  11
***  7. de 10 a 14








Respuesta oracular a la pregunta 
"¿Qué es el hombre?"
-Traslación texto: I King II /Generación Occidental de las Mutaciones-











HEXAGRAMA Nº 2. K'UN/LO RECEPTIVO




Corresponde la singularidad receptivo-espacial, cumplimentando formalmente las atribuciones de Lo Creativo-temporal mediante la acentuación característica de la perseverancia. 
Dar cumplimiento formal a aquello previamente concebido de Lo Creativo llevando materialmente a cabo su plan. Si es ese el estado en que de manera natural te encuentras correspondiendo, ya vas en seguimiento de tu conducción; si te adelantas a ello o improvisas, extravío. 









Respuesta oracular a la pregunta 
"¿Qué puedo saber?"
-Traslación texto: Ting El Caldero Oracular de I Ching (1)-



 




HEXAGRAMA, Nº 40. HSIEH/LA LIBERACIÓN

                Tensión, enérgica distensión en certero movimiento atravesando economía natural: grueso principal -¡crac!- del blanco disolviendo negras nubes mansa lluvia clara que aclara el trueno reverberante sube, se alza al cielo –suspiro aliviado- en por la vía liberada perdiéndose grande con el olvido del mal menor en la normalidad de la atmósfera azul. El ambiente. Recuperado. Restaurado.
                        …¡Qué si todavía quedase algo por hacer hágase y regrésese ya!

LÍNEA Nº 2
                               Central, recto y dorado, abate los zorros del campo en ofrenda a su señor.
                               “La perseverancia trae ventura.”
   
LÍNEA Nº 5
                               Rompa dentro. Antes. Ahora.
                               Mírese. Búsquelo… dentro, sí.
                               ¡Ahí! (¿?)… Ese es el sustentáculo.
                               Ahí abreva, rómpalo. No más el vulgar.
                               Sea un hombre libre.
                                “El noble se libera. Ventura.”

LÍNEA Nº 6
                               El punto neurálgico del enemigo aparece justamente  centrado en el retículo del visor de su arma: dispare. Es la cabeza, el obstáculo, el cierre de la liberación. “Lo abate. Todo es propicio.”




Respuesta oracular a la pregunta 
"¿Qué puedo saber?"
-Traslación texto: I King II /Generación Occidental de las Mutaciones-





HEXAGRAMA, Nº 40. HSIEH/LA LIBERACIÓN


            Marco general de liberación. Imagen: trepida el trueno vehemente y a su fragoroso paso la cobertura se abre en agua y la tierra exhala aromas de dulce alivio.
            Vence al peligro con un enérgico y rápido movimiento de liberación que te permita superarlo y dejarlo atrás. Cuando estés obrando en ello hazlo con la suficiente atención como para que no se te escape nada por lo que luego puedas lamentarte; cuídate sin embargo de no apurar tanto que, aspirando a lo nimio también, te quedes en mezquino. Cuando el asunto esté debidamente subsanado, vuelve sin pérdida de tiempo al orden cotidiano de los días y las cosas.





                                     LA LIBERACIÓN
                                  VÍA EN MUTACIÓN




                                                                                          COMPLEMENTARIO (tránsito)
                                                                                                    16. EL ENTUSIASMO

            Con recta centralidad, y consecuentemente sin desdoro de virtud, logra cubrir ampliamente los objetivos. Persevera. Pues tienes, conserva y no pierdas esa magnífica sintonía consensuada sin la cual, nada del verdadero corazón del pueblo.




                                      LA LIBERACIÓN
                                   VÍA EN MUTACIÓN



                                                                                          COMPLEMENTARIO (tránsito)
                                                                                                      47. LA DESAZÓN

            Ocupas una alta y central posición como para poder producir un verdadero efecto liberador en ti y tu entorno: empieza por ti, que siendo blando, estás también el primero. Localiza interiormente la fuente en que abreva el mal y ciégala. Luego, vuelto hacia fuera, hacia el entorno (¿cómplices, amiguetes...?), sin palabras: muéstrate en los hechos, en la nueva conducta: en la consecuente. Esta singular historia de libertad -la tuya en primer término-, corresponde también al destino de tu carácter, y no es ello cosa que quepa y pueda defenderse con palabras. Aguántala; sé buena arcilla o acero.





                                     LA LIBERACIÓN
                                  VÍA EN MUTACIÓN

  



                                                                                         COMPLEMENTARIO(tránsito) 
                                                                                    64. ANTES DE LA CONSUMACIÓN


            Ahí está, ése es, o en ese camino se halla. Ultima los preparos y a por todas... Cuando hayas acabado con ello, lo malo, estarás entonces en el comienzo del fin, lo bueno, y ésa por supuesto tampoco es obra que se consuma al azar, ojo: vista larga, oído fino, equilibrio y atenta circunspección.









Hexagrama Complementario
-Traslación texto: Ting El Caldero Oracular de I Ching (1)-








HEXAGRAMA Nº 12. P'I/EL ESTANCAMIENTO
                               Desconexión.
                               En esta esquina revuelta del tiempo y de las cosas del cosmos y del hombre, Cielo y Tierra entre sí, ya sus efectos no intercambian. Cesó “La Paz”, llegó “La Decadencia”. Hacia arriba, arriba el Cielo en su pureza; hacia abajo la gente ruin menudea sobre la Tierra. Hombre fue que dormido quedó sobre los laureles después del último son de la trompeta. ¿El noble?, no está, no se deja. Retirado al valor, reza: ni cede al vicio ni al halago ni a la peseta.
                               "El hombre sabio anda prevenido en toda cosa, y en tiempo de pecados se guarda de falta." *
                               * Eclesiástico 18.27






Hexagrama Complementario
-Traslación texto: I King II /Generación Occidental de las Mutaciones-







HEXAGRAMA Nº 12. P'I/EL ESTANCAMIENTO

Presérvate en virtud. No es éste, momento para la extroversión y el emprendimiento. El Cielo y la Tierra han dejado de intercambiar sus armónicos efectos sobre la porción que al efecto de tu pregunta corresponde y lo que en tal ámbito propende ahora comienza a ser francamente vulgar. Por tanto, no correspondería con la nobleza que a ti mismo te debes el dejarte ganar por seducción alguna procedente de ello.    











Respuesta oracular a la pregunta
 "¿Qué debo hacer?"
-Traslación texto: Ting El Caldero Oracular de I Ching (1)-








HEXAGRAMA Nº 33. TUN / LA RETIRADA



                               ¡Grande es en verdad el sentido en aquél cuya retirada es precisamente justa!
                               Firme, y mesurado en su determinación ante el ascenso de lo vulgar, procura al éxito con la perseverancia en los pequeños asuntos.
                               El noble, en elevada semejanza con el Cielo, conoce que el fin de lo bajo, la montaña, es la detención. Así pues, mantiene apartado al vulgar no con ira, sino con mesura.

  
LÍNEA Nº 2
                               Lo reconoce y retiene en central adherencia, como la falda a la montaña. De tal modo, en cumplimiento de su férrea voluntad, que nada podrá desviarlo en el seguimiento de lo superior.


LÍNEA Nº 4
                               El  decadente hábito vulgar no resistirá a la mesurada  fuerza de su voluntad en la retirada. Entonces, ventura.



  







Respuesta oracular a la pregunta 
"¿Qué debo hacer?"
-Traslación texto: I King II /Generación Occidental de las Mutaciones-







  


HEXAGRAMA Nº 33. TUN / LA RETIRADA

            Tiempo de retirada. "Grande es en verdad el sentido en aquel cuya retirada es precisamente justa", afirma ilustrando el clásico respecto de la actitud adecuada acerca del medio circunstante de la pregunta en cuestión. Lo vulgar comienza a incrementar de manera imparable su ascenso y es de todo punto necesario poner las debidas distancias; a ello sin embargo no deberá procederse de modo airado o violento, sino con mesuradas maneras y contenedores efectos, aunque naturalmente, en base a firme determinación. El cúmulo de lo bajo o la magnitud de su imponencia bien puede parecernos, o ser tan grandioso como una montaña, pero  su fin es la detención y su valoración relativamente minúscula si la comparamos con la amplitud y profundidad del vasto e inasible Cielo que sobre cielos se eleva.        








                                         LA RETIRADA
                                   VÍA EN MUTACIÓN

   

                                                                                       COMPLEMENTERIO (tránsito)
                                                                                          44. EL IR AL ENCUENTRO

            Adhiérete, átate e injértate al noble sentido de la retirada hasta que su bondad y nobleza te circuya informando totalmente hasta el justo y encauzado dominio de lo más débil.  



                                        LA RETIRADA
                                  VÍA EN MUTACIÓN

   

                                                                                           COMPLEMENTARIO (tránsito)
                                                                                              53. PROGRESO GRADUAL


            Aquí, tratar voluntariamente la retirada es ya en sí mismo una muestra de perspicaz equilibrio obrador de ventura y una primera y básica inflexión y piedra angular sobre la que comenzar a calibrar progreso de manera atenida y ejemplar.







Hexagrama Complementario
-Traslación texto: Ting El Caldero Oracular de I Ching (1)-



 







HEXAGRAMA Nº 57. SUN / LO SUAVEMENTE PENETRANTE


                               Vientos que se suceden, vientos que se reiteran, suave actividad, persistente, flexible prosecución mental, paciente y vegetal, en un mismo sentido; caballo de postas, carro comercial, tren de órdenes…, reiteradas.
                               Fijar una meta; clavarla a clavo en el norte como a una estrella, y a por todas    –sin olvidar desde luego, que la modalidad no cuenta con la fuerza y que es refractaria a la violencia-: hoy un poco más, mañana una inflexión, acaso un leve retroceso…, otro poquito más, y así…, sin duda al logro: por lo pequeño, a la palabra, al renglón, por la paciencia, la tenacidad, por el esfuerzo.
                               Gentilmente a las órdenes del gran hombre, a por sus asuntos y negocios.






Hexagrama Complementario
-Traslación texto: I King II /Generación Occidental de las Mutaciones-









HEXAGRAMA Nº57. SUN / LO SUAVEMENTE PENETRANTE




            Ten clara consciencia de que no cuentas con fuerza capaz de transformar o conseguir las cosas o aquello que pretendes  de manera inmediata; en consecuencia, también de que deberás disponerte a pavimentar camino con perseverante adaptabilidad al terreno y de que tanto para el trazado de la ruta como para el perseverante mantenimiento en ella será propicio acudir a un gran hombre o subordinarse a una gran idea y/o en cualquier caso autodeterminarse en relación a. Así, pues, comenzar a poner pie tras pie, sin prisa, pero sin pausa.                 








Respuesta oracular a la pregunta 
"¿Qué me cabe esperar?"
-Traslación texto: Ting El Caldero Oracular de I Ching (1)-

          




 HEXAGRAMA Nº 53. CHIEN / EVOLUCIÓN GRADUAL

                               Necesariamente gradual sobre firme aunque dura referencia; y no sólo para sí, ni reservado a la propia vista. La pauta prima es el aquietamiento interior, con una flexible, penetrante e incesante actividad en lo exterior: constantemente, y constantemente aplicado, sin negligencias –la imagen corresponde a la del lento crecimiento de un árbol sobre una montaña,  un cerro, o un collado…, una dura piedra, un firme visible; también a todo aquello que de una u otra manera, atenta, escrupulosa, ceremonial, precede o debiera preceder al desposorio de una muchacha-, buenas cosas, pero que requieren lo suyo, sin afectaciones ni arbitrariedades…, si ha de durar. Finalmente, “Casan a la muchacha. ¡Ventura!” Trabajo. Es propicia la perseverancia. Y el árbol ya será visible y su imagen embellecerá la comarca.



Respuesta oracular a la pregunta 
"¿Qué me cabe esperar?"
-Traslación texto: I King II /Generación Occidental de las Mutaciones-




 

HEXAGRAMA Nº 53. CHIEN / EVOLUCIÓN GRADUAL

            Sobre base firme y a la vista, asienta tu veraz y fértil semilla de futuro y con transparente virtud  cumple puntual y pacientemente los paulatinos pasos que en cada momento demande lo debido. "La evolución. Casan a la muchacha. ¡Ventura!", sentencia el clásico. 











Nota del autor de la mediación:


           aunque me he permitido por espontaneidad e inmediatez la traslación oracular de las propias versiones sobre el clásico (1992 y 2001 respectivamente), recomiendo la amplificación y profundización del estudio en los textos  sobre el clásico debidos al maestro R.  Wilhelm, así como la meritísima ubicación mediática en internet de I Ching Compendiu:  https://sites.google.com/site/ichingyafines/los64hexagramas





Foto Yolanda Montiel Morales